El edificio más alto del mundo, la torre Burj Khalifa, está en Dubai y, entre otras maravillas, está dotada de 5.000 griferías Axor Starck.

Burj Khalifa

La torre del califa de los Emiratos

Inagotable como las arenas del desierto parece ser la fantasía que, en los Emiratos Árabes, anima proyectos cada vez más audaces. La financiación proviene de un tesoro enterrado en la arena: el petróleo. La última hazaña es el edificio más alto del mundo, un rascacielos que se eleva 828 metros y tiene 189 pisos. En las 162 plantas de viviendas del Burj Khalifa hay 5.000 grifos de la colección Axor Starck que han puesto su granito de arena en la lista de récords: la mayor instalación de productos Hansgrohe en un lugar.

Dubai pertenece, como Abu Dhabi, a los Emiratos Árabes Unidos, cuyo presidente ha dado nombre a la torre.
Con la Burj Khalifa, Dubai ha añadido otra alhaja, además de las Islas Palmeras, al cuerpo de sus atracciones. La torre se erige en la zona Downtown, donde se está desarrollando el turismo como industria de futuro, con tiendas de lujo y lugares para disfrutar del ocio. Desde la plataforma panorámica a unos 450 metros de altura se disfruta de unas vistas de vértigo sobre Dubai y alrededores. En la parte baja de la torre Burj Khalifa ha abierto sus puertas el primer Hotel Armani del mundo. La grifería Axor, de selecto estilo, está aquí en muy buena compañía.

Localización: Dubai, Emiratos Árabes Unidos
Arquitecto: Adrian Smith
Propietario: Emaar Properties
Productos: Axor Starck

Hansgrohe utiliza diferentes tipos de cookies. Puede aceptar el uso de todos los cookies o cambiar sus configuraciones personales o consultar la ley de protección de datos.

   

Acepto el uso de todos los cookies